Situada entre el fértil valle de tres volcanes extintos, la Hacienda Purísima de Jalpa se encuentra al lado de un lago cristalino alimentado por manantiales que brotan desde las montañas que lo rodean. Un exquisito ambiente natural que nutre al cuerpo, mente y espíritu. Las melodías constantes de la naturaleza intrigan y encantan  todos los rincones del alma.

A sólo veinte minutos de San Miguel de Allende, la hacienda da a sus huéspedes una gran variedad de ambientes para disfrutar de sus días y de sus noches.

Contando con sólo seis suites, Purísima ofrece una atención personalizada, así como anonimato si se prefiere. Purísima es el lugar ideal para.

  • Escapadas románticas
  • Retiros Corporativos
  • Fiestas grandes o celebraciones íntimas
  • Reuniones familiares
  • Ceremonias espirituales